Arte No-Occidental


SÍGUENOS EN:


Arte Mesopotámico

Los Sumerios

Sumeria era la región sur de lo que ahora se conoce como Mesopotamia. Por sí sola, los sumerios no fueron tan espectaculares como los Egipcios, ni siquiera cerca de ello. Su importancia radica en que fueron los primeros en contar con una sociedad asentada y con muchas de las características de las sociedades actuales, de todas las culturas de área que posteriormente se convertirían en las mesopotámicas. La rueda se inventó en estas tierras cerca del año 3500 A.C., así como los primeros indicios de la escritura organizada y con vocablos definidos.

Entre los Ríos Tigris y Éufrates, que fue el territorio mesopotámico, surgió otra civilización a la par de los sumarios, pero más al norte: los acadios. Acad, era la región en donde estaban establecidos. Estas dos regiones devendrían, junto con el lenguaje que utilizaban los acadios, en uno de los primeros imperios de la historia de la humanidad: Babilonia.


Babilonia

Muchas de las primeras obras de arte, ya sean arquitectónicas, esculturales o de pintura, se remontan a los tiempos babilónicos. Este imperio fue fundado por Nimrod hace aproximadamente 4500 años, y constituyó la cúspide de las civilizaciones antiguas en evolución. Se construyó sobre el Éufrates, y fue la tierra que vio nacer algunas de las más antiguas obras de arte que impresionaron al mundo. Una de ellas fue la Torre de Babel. Esta fue una torre que se hizo con base en lecturas bíblicas que decían que el hombre unido debía de “construir una torre para llegar a Dios”. En la actualidad se encuentran solo restos de ella, que tuvo forma piramidal y una base de casi 100 m de diámetro, y una altura que oscilaba entre los 60 y los 90 m.

Otra expresión de arte que se le conoce a la cultura babilónica son los Jardines Colgantes. Desgraciadamente, cuando a ciudad entró en decadencia y se vio afectada por guerras e invasiones, ésta fue quemada, junto con sus jardines y demás edificaciones. Muchos escritores e historiadores de la época han contado del esplendor de la ciudad y de cómo en realidad los jardines existieron. Sin embargo, la falta de evidencia debido a la supuesta destrucción completa de la ciudad ha puesto en duda muchos datos tal como éste. En la actualidad, Irak es el país que ocupa los territorios babilónicos.


Arte del Egipto Antiguo

A la par de las culturas mesopotámicas, al norte de África, se llevaba a cabo la edificación de pirámides que llegarían a convertirse en maravillas del mundo, misteriosas y llenas de leyendas. El pueblo que lograba tal cometido era el de los Egipcios. A las orillas del Río Nilo, la vegetación florecía en medio del desierto gracias a las inundaciones constantes del río hacia sus alrededores. Estas condiciones fueron propicias para el surgimiento de una de las civilizaciones más importantes de la historia, quienes conquistarían gran parte del mundo entonces conocido. Durante tres milenios a partir del 3200 A.C., los egipcios florecieron con una impresionante precisión en todos los campos del conocimiento, incluyendo, quizá como uno de los más importantes, en el arte.


Reino Antiguo y Reino Medio

El reino egipcio se divide en tres períodos: el Antiguo, el Medio y el Nuevo. Durante la tercera dinastía del reino antiguo es que se construyen las primeras pirámides. Sin embargo, las pirámides más altas y más importantes, incluyendo la pirámide de Giza (considerada una de las Siete Maravillas del mundo antiguo), se construyendo durante la cuarta dinastía. Esta pirámide de Giza fue la tumba del rey Keops. La esfinge de Giza se construyó a la par con la pirámide, tanto en tiempo como en lugar. El Reino Medio fue de transición de poderes, pero durante el Reino Nuevo, el arte egipcio fue donde logró una mayor expresión.


Nuevo Reino

Quizá el período del cual se conocen más personajes y obras de arte en la cultura egipcia antigua, es el Nuevo Reino. Durante el período anterior, el imperio se vio inundado con invasiones de pueblos venidos del medio oriente, en los territorios que hoy conocemos como Siria, Kuwait, Arabia Saudita y muchos otros. Un pueblo en particular, los hicsos, venidos de Siria, fueron quienes más problemas causaron, hasta lograr ser expulsados y aniquilados por completo, a finales del 1600 A.C. aproximadamente. Fue entonces cuando la civilización egipcia tomó un nuevo respiro, se relacionó con culturas del medio oriente que le eran favorables económicamente hablando y, bajo las órdenes del faraón Tutmosis III, emprendieron la conquista de muchos pueblos orientales que antes les habían sido amenazas. Muchos otros le siguieron, algunos con más beneficios para el imperio que otros. Nombres como Akenatón, Tutankhamón y los Ramsés (I, II y III) figuran entre los más famosos de la historia egipcia.

El arte durante este período floreció impresionantemente. La pintura, los petroglifos y la cerámica fueron el pan de todos los días de los artesanos del reino, adornando día tras día las pirámides, y más específicamente las tumbas de los faraones y personajes importantes de la sociedad. Los templos construidos durante estos tiempos han permanecido como joyas arquitectónicas de la antigüedad. Los templos de Karnak, Luxor, Hatshepsut (dedicado al dios Amón) y las tumbas de faraones como Tutankhamón y Ramsés II son símbolos de una cultura que estaría muy avanzado en conocimientos para su época. Se tenían territorios especiales en donde se creaban las tumbas, llamados Valle de los Reyes y Valle de las Reinas. Éstas eran obras de arquitectura magníficas, las cuales se creaban con una cámara funeraria como base, pero para ser escondida después con laberintos y trampas para cuidarlas de los ladrones de tesoros.

Las esculturas que los faraones como la reina Hatshepsut mandaron construir eran imponentes. Estatuas de varios metros de altura, puestas una frente a otra en avenidas de entrada a sus propios templos, solo para terminar dentro del mismo y darse cuenta que existían muchas más obras que representaban a la reina. Los sarcófagos eran hechos con cantidades de oro nunca antes vistas, y las cámaras mortuarias eran repletas de jarrones, joyas talladas a mano, y vastas cantidades de todo tipo de arte.

Un excelente sitio con muchísima información detallada sobre Egipto, su historia y sus costumbres se puede accesar haciendo click en la siguiente imagen:


Templo de Luxor





Arte Islámico

Los Inicios

La figura de los musulmanes es Mahoma, quien se consideraba un profeta a sí mismo. El islamismo es el culto religioso que plantó entre sus seguidores, y surgirían y florecerían entre el siglo VII y el X. Bizancio y el imperio persa de la época fueron los mayormente influenciados por la religión islámica. Su herencia es mundial. Los musulmanes se encuentran concentrados en su mayor parte en las tierras que los vieron nacer, pero actualmente hay núcleos musulmanes distribuidos por el mundo.


El Corán: Religión Sin Imágenes

Debido a que el compendio de historias y leyes religiosas musulmanas, el Corán, no admite figuras representativas de tipo alguno, el arte islámico se concentró en la arquitectura. La pintura y el arte fueron prácticamente nulos. Las edificaciones construidas durante los siglos del surgimiento musulmán se centran, al igual que todas las posteriores obras arquitectónicas musulmanas, en la mezquita. Ésta, la cual funge como templo religioso para ellos, se diseña y construye bajo ciertos requerimientos que incluyen un área para oraciones, otro para abluciones y demás. La Cúpula de la Roca en Jerusalén, la de Amr en Egipto y la mezquita en la ciudad de Damasco en Siria son ejemplos clásicos de la arquitectura islámica. Entre algunos de los elementos que se utilizan para la construcción de las mismas se encuentran cúpulas, columnas, arcos de piedra y ladrillo espacios techados enormes para el culto.


Arte Asiático

Los Mal'ta

Los registros más antiguos del hombre pisando tierras asiáticas es de hace 40,000 años atrás. De las primeras culturas en contar con alguna importancia en referencia al arte, se tienen a los Mal’ta. Este grupo de hombres y mujeres vivió al norte de China y en parte de lo que hoy es la Siberia, alrededor de hace 22,000 años. Vivían en casa fabricadas con palos, huesos animales y cubiertas con pieles de mamut o de algunos otros mamíferos grandes. Existe un considerable número de piezas de arte recogidas de estos antiguos asentamientos, que incluyen figuras humanas y antropomórficas, labradas en hueso, piedra o en marfil de mamut. La manera en que eran talladas era altamente estilizada, exagerando rasgos humanos.


Arte Jomon

La cultura Jomon en Japón es el equivalente del período Neolítico en tierras ubicadas más hacia el occidente. Surgió hace casi 12,000 años en las tierras niponas, y dejó una vasta herencia artística. Se tienen muchas piezas de cerámica, piedras labradas en puntas de flecha y herramientas manuales. Todos los jarrones, vasijas y figurillas hechas a mano en barro en este territorio y época son de los más antiguos que se conocen en el mundo. Mientras más pasaban los siglos, estos artefactos de cerámica se seguían haciendo, pero cada vez con mayor complejidad tanto en su fabricación como en su uso.


Arte Jiahu

Una civilización asiática que tuvo una gran importancia en el período Neolítico es la de Jiahu. Estuvo ubicada en China central, y tuvo sus años de existencia del 7000 al 5700 A.C.. Uno de los más increíbles descubrimientos en tierras de esta cultura es una flauta pequeña hecha de hueso de pájaro, la cual es probablemente el primer instrumento musical encontrado en todo el mundo. Muchos otras muestras de arte se han encontrado en las tumbas de hombres que vivieron durante este período en esta región central del país chino. Ejemplos de esto son herramientas de uso cotidiano para cortar o golpear, muchos artefactos de cerámica como vasos, platos, cántaros y figurines religiosos, hornos y viviendas.

El arte religioso se tornó muy importante en esta cultura asiática antigua. Los figurines antes mencionados eran de suma importancia, y eran complementados con petroglifos y pictografía, indicios antiguos del actual kanji utilizado en tierras chinas, japonesas y asiáticas en general.


Arte Chino

Los demás territorios chinos que rodeaban al central contaban con civilizaciones parecidas a la Jihan, si acaso menos organizadas. Sin embargo, con el paso del tiempo, fueron desarrollando una capacidad artística que tiene como legado una de las culturas más ricas de toda la historia.

La cerámica china se fue perfeccionando con el paso del tiempo. Ya no solo se creaban los artículos de cerámica a mano, sino que se les acredita a los chinos con la invención de la “rueda de cerámica”, con la cual era el material moldeado el que giraba sobre una base y no las manos de los artesanos sobre éste. Otro elemento que fue muy trabajado por culturas como las que se asentaron cerca del río Yangzi en el sur, fue el jade. Es un mineral bastante duro, con lo cual, habiendo aprendido a labrarlo, los habitantes de estos pueblos se valieron del mismo para fabricar no solo piezas artesanales, sino para usarlo como herramientas (hachas, cuchillos y muchas otras).

Cerca del Río Amarillo, por ahí del año 2000 A.C., surgió la primera civilización china de mucha importancia, gobernado bajo la dinastía de los Shang. Los llamados “huesos oraculares” consistían en caparazones de tortuga o huesos animales que se utilizaban para predecir el destino del pueblo. Más de 20,000 de éstos han sido encontrados, con símbolos pictográficos chinos que se siguen utilizando hoy en día. Esta dinastía fue derrotada por los Zhou, cerca del 1200 A.C., cultura en donde florecerían los grandes pensadores Chinos como Confucio, Lao Zi y Zhuang Zi. La literatura china clásica también tuvo entonces sus orígenes en estos tiempos.

La dinastía Zhou fue derrotada a su vez por el que se autonombraría “Primer Emperador de China”: Qin Shi Huang (221 A.C.). Él sería el primer unificador de la china antigua, que se hallaba dividida por guerras. Dentro de su reinado se construyeron las bases de la Gran Muralla China, una de las obras arquitectónicas más impresionantes de la historia, la única estructura hecha por el hombre que se ve desde el espacio. Otro logro importantísimo logrado por Qin (se dice que la palabra “China” viene de su nombre, que se traduce al español como “chin”) fue el establecimiento de un sistema de escritura común para todos los pueblos. Sin embargo, el logro artístico que arrancó más impresión al mundo moderno fue la tumba en la que fue sepultado, en donde se encontraron recientemente un ejército de 7,000 estatuas talladas en piedra (algunas en bronce) en forma de soldados, con lo que se trataba de dar a entender que seguiría gobernando ejércitos aún después de su muerte. No obstante, cabe destacar que Qin mandó quemar todos los instrumentos musicales del reino, por que creía que la música “era superflua para el imperio”.

Cuando Qin muere, sus hijos y más allegados colaboradores solo pueden contener el reino en orden por 4 años. Al cabo de este tiempo, la dinastía Han toma el poder. Durante este tiempo (206 A.C. – 220 D.C.), la poesía y la literatura en general florecen de una manera grandiosa. Hubo muchos inventos que marcaron la época, así como pinturas, esculturas en piedras semi-preciosas y joyería y demás piezas de arte. La música volvió a hacerse presente durante la dinastía Han, creándose un Instituto de Música, que buscaba recopilar composiciones de música China tradicional. Varios instrumentos musicales fueron creados. Por otro lado, la invención del papel primitivo por parte de Cai Lun tuvo lugar durante la dinastía Han en el año 105 D.C., lo que facilitó la educación del pueblo. Varios cambios de poder tuvieron lugar entonces, incluyendo la entrada de la dinastía Xiu, para después tener el regreso de los Han. Numerosos templos, mercados y obras arquitectónicas conocidas hoy en día se realizaron durante estas dinastías. Al termino de la Han, el país tendría 400 años de guerras internas, sin una unificación real. La dinastía Sui logró de nuevo esto, teniendo como logro importante la reconstrucción de la Gran Muralla China después de los desperfectos que sufriría en constantes guerras contra Corea.

Bajo la siguiente dinastía, la Tang, China alcanzaría una grandeza enorme y se convertiría en uno de los reinos más poderosos de la época Medieval (618-906 D.C.). La literatura, filosofía, escultura y arquitectura fluyeron a borbotones de autores como Li Bo, Du Fu y Wu Daozi, siguiendo ahora la religión del budismo y teniendo como ideología principal la confuciana.

Muchas otras dinastías seguirían, cada una de ellas aportando algo al ya monumental arte chino que fue desarrollándose con el paso del tiempo. Las dinastías Ming y Yuan, por poner dos ejemplos, contribuyeron posteriormente a terminar de llenar los huecos que quedan en el recorrido histórico sobre el arte chino que se acaba de presentar.


Arte Sur-asiático: La India

Las llamadas “Colinas de Pachmari”, una colección de cavernas y paisajes selváticos en el corazón de la India fue la cuna de una de las más antiguas civilizaciones evolucionadas del país. Las pinturas rupestres no se hicieron esperar, y fueron encontradas muchas de éstas con dibujos de animales, humanos en actividades cotidianas o en rituales y muchos otros temas típicos. Las pinturas eran logradas con minerales fáciles de conseguir en la naturaleza, así como de líquidos comunes como los encontrados en frutas silvestres y muchos elementos más de la naturaleza. Eran, como la mayoría de las culturas de los períodos paralelos a los habitantes de Pachmari, personas semi-nómadas, y aún no conocían la agricultura ni otra forma de arte aparte de la misma pintura y la escultura en cerámica y piedra sencilla.

Al igual que en algunas otras culturas de la época, en la India las tribus semi-nómadas existentes en el país (combinado con territorios de Pakistán y de algunos otros países circundantes) se asentaron en lugares fijos aproximadamente hace 10000 años (8000 A.C.). Fue aquí donde comenzaron a plantar sus propias semillas, a formar pueblos civilizados y a domesticar animales. Cinco razas principales vivían en territorio hindú por aquellos tiempos: mediterráneos, australoides, mongoloides, alpinos y los negrito. Los únicos indicios de arte primitivo seguían siendo igual que en otras civilizaciones de la época: pinturas rupestres, figurillas de barro cocido, herramientas esculpidas a mano en piedra y hueso, y, a lo más, petroglifos en cuevas.

Cerca del 3000 A.C. surgió la primera ciudad diseñada con mucho cuidado y esmero, y construida de la misma manera por sus pobladores: Valle del Indo (por su proximidad al río Indus, ahora es más bien conocida como Harappa. Sus calles y edificaciones fueron planeadas con gran ingenio, y se construyeron casi en su totalidad de ladrillos horneados. Contaban con herramientas, utensilios y por el lado artístico esculturas fabricadas con varios tipos de metales: plomo, cobre, bronce y algunos otros. También se hizo uso extensivo de la terracota para la elaboración de estatuas, bustos y monumentos. Nos quedan un considerable número de piezas de aquel entonces, que incluyen bustos de personajes importantes y muchas estatuas pequeñas de dioses y sacerdotes.

Se escribieron muchos textos poéticos llamados “himnos” durante la existencia de Harappa que se convertirían en piedras angulares para el pensamiento hindú de la posteridad. Cuando inició el budismo y el jainismo en la India, las dos religiones pilares del país, estos textos fueron, junto con algunos otros llamados “Vedas”, la fundación sobre la cual los habitantes de las civilizaciones actuales basarían su origen y su razón de ser.

Se utilizaban en la India, de acuerdo a descubrimientos arqueológicos recientes, sellos metálicos. Éstos se usaban en el comercio tan colosal que la India siempre propició para con demás países como Tailandia, Cambodia y muchos otros, debido a su riqueza natural y artística. Eran también utilizados como escritura pictográfica, ya que nunca se desarrolló un sistema “centralizado”.

Todos los reinos posteriores a estas épocas devinieron en un culto sin final hacia Buda en particular. Muchísimas de las obras hindúes, jarrones, tapetes, pinturas y una lista interminable de artefactos estarían representando de una u otra manera a su deidad principal. Se crearon incluso lenguajes especializados para hablar sobre el tema, y su influencia crecía con la caída de un gobierno y el surgimiento de otro, pues decían que lo único que perduraba y se mantenía constante era su religión budista.


Arte Precolombino

El arte precolombino tuvo muchas facetas. Se ha hablado del arte de antes de la llegada de Cristóbal Colón en nuestro país, y aunque en sus comienzos hubo rasgos muy similares, definitivamente la cultura azteca fue muy diferente a la maya, a la inca, y a muchas otras que co-existieron en diferentes territorios centro y sudamericanos. No todas las civilizaciones que existieron en el continente americano en tiempos prehispánicos fueron desarrolladas a un nivel en donde valiera la pena un estudio profundo del tema. En México destacaron los Aztecas y los Mayas. En Sudamérica destacaron los Incas y la cultura Quimbaya, entre otros.


Los Incas

Se trata de una de las culturas más importantes de Sudamérica, habiendo abarcado desde Colombia hasta Chile. Contrario a como sucedió con los Aztecas, los Incas no basaron la construcción de sus ciudades alrededor de templos o pirámides importantes dedicadas a los dioses, sino que lo hicieron con mucha sencillez, basándose en utilitarismo y eficacia. Sin embargo, eso no quita el hecho de que fueron prolíferos en construcciones: puentes, acueductos, muros a base de fortalezas, palacios, tumbas reales y muchas más. El templo de Machu Pichu en Perú es un símbolo inca para la posteridad.

En lo que a la artesanía se refiere, fueron maestros en el labrado de figuras sobre roca y algunos otros materiales de gran dureza. Tuvieron piezas de cerámica en gran número, jarrones, figuras humanas y antropomorfas, utensilios para el uso diario y ornamentos para vestimenta mostraban similitudes con aquellos de los territorios mexicanos. Trabajaron de igual manera el oro y la plata, y aunque no era tan común, también tuvieron obras hechas en madera.

En cuanto a la música, se sabe que la practicaban, utilizando instrumentos musicales de la región como la quena (flauta), el pinkullo (ocarina) y la antara (flauta). Eran utilizadas primordialmente en ritos religiosos. Se han encontrado artefactos como éstos en los restos de ciudades incas durante el último siglo arqueológico en la región.


Cultura Quimbaya

Los Quimbaya se establecieron en lo que ahora es el país de Colombia. Su existencia se remonta al 500 A.C., en donde sus pobladores eran cazadores, recolectores, agricultores, comerciantes y artesanos. Realizaron muchos trabajos en cerámica con temas que se centraban en el bienestar del pueblo. Figuras femeninas representaban la fertilidad humana, figuras de frutas representaban a la naturaleza y el bienestar que obtenían gracias a lo que surgía de ella. También realizaban figuras en oro, y lo hacían también representando a animales, o bien en joyería que sacerdotes llevarían sobre ellos al momento de llevar a cabo rituales.

Los Quimbaya se establecieron en los límites del sistema montañoso conocido como Cauca Medio. Fueron una cultura que prosperó a partir del 300 A.C., pero alcanzó su cúspide cerca de 1300 años después. El arte que desarrollaron también evolucionó, llegaron después a adornar las tumbas de los muertos de manera sumamente artesanal, de realizar pinturas corporales bastante complejas y comenzaron a producir cada vez más diferentes tipos de ornamentos personales como collares, brazaletes y muchos artefactos más. La escultura en cobre o algunos otros metales de personajes políticos importantes se convirtió en una práctica común y de la cual nos quedan muchos ejemplos. Se hacían con lujo de detalle.




III. ARTE OCCIDENTAL

Regresar al Menú Principal