ARTE OCCIDENTAL


SÍGUENOS EN:


Los Griegos

Una de las culturas que mayor herencia histórica dejó al mundo entero fueron los Griegos. La mitología griega es una de las más conocidas y de la cual se han desprendido innumerables obras literarias, arquitectónicas y hasta cinematográficas. Desde el 3000 hasta casi el 30 A.C., la cultura antigua griega dominó gran parte del territorio civilizado hasta entonces, ocupando Italia, Egipto, Sicilia, el norte de África en general, algunas partes de Asia y numerosas islas del Mediterráneo. Se dividió en cinco períodos separados por el tiempo: Cultura Egea (dividida a su vez en las culturas Cicladas y de Creta), Cultura Micénica, Arcaico, Clásico y Helénico.


Arquitectura

Destacaron los griegos en arquitectura. Se pueden ver todavía los templos dedicados a los dioses en las ruinas antiguas de Grecia. Las columnas que diseñaron serían estandartes de una cultura que fue excelsa en creatividad y poderío artístico. La columna estípite, con la característica principal de ser más ancha en su parte superior que en su inferior (y con una base plana), fue el primer ejemplo de la serie, llevadas a cabo en la cultura de Creta, entre los años 2000 y 1000 A.C.

Sin duda, los templos fueron una gran parte de la arquitectura occidental. No solo los griegos los vieron como los lugares en donde se encontraban de donde todo provenía y a donde todo regresaba, sino que los convertían en lugares centrales de su cultura en muchos aspectos. Generalmente contaban con columnas como las anteriormente mencionadas para sostener el techo sobre un pórtico llamado “pronaos”, por donde se accedía a una sala rectangular espaciosa. Se construían inicialmente (al igual que las demás edificaciones griegas) de adobe y madera, pero pasaron a utilizar piedra sólida en etapas posteriores. Surgieron poco a poco los diferentes modos de construcción de columnas y de los templos en general, destacando el “jónico” y el “dórico”. Algunas de las más conocidas obras arquitectónicas griegas que aún se pueden observar en pie (sus restos) son: el Partenón en la Acrópolis de Atenas, el Templo de Apolo en Cirene y el Templo de Júpiter.


Escultura

Los griegos fueron increíbles artesanos trabajando la piedra para crear esculturas con figuras humanas. En un principio trabajaron otros materiales, no fue sino hasta el siglo VII A.C. en que la piedra se convertiría en su principal material de construcción y artesanías. El realismo logrado por estas piezas de arte fue impresionante, llegando a proporciones prácticamente idénticas a los seres humanos. Figuras de dioses, atletas y gobernantes fueron los temas más elegidos por los artesanos escultures griegos. Algunos de los más famosos artistas en este campo fueron: Praxiteles, Fidias, Lisipo y Policleto. En cuanto a las obras que se pueden mencionar al respecto, se tienen muchísimas rescatadas, entre ellas: Tales de Mileto, la Venus de Milo, Laocoonte y sus Hijos y el extraordinario Coloso de Rodas.


Pintura

La pintura griega se plasmó principalmente en artículos hechos a base de cerámica, tales como jarrones, platos, vasos y figuras zoomórficas y antropomórficas. Dada la gran importancia que tenían los atletas en los tiempos griegos, éstos eran frecuentemente representados en muchos de los artículos mencionados. Los dioses eran por igual importantes, y eran figurados entablando conversaciones con los hombres o llevando a cabo tareas divinas como la creación y el cuidado y castigo de los hombres.



Los Romanos

Los romanos, en cuanto al arte, surgen como fruto de inspiración del último período de la cultura griega, el período helénico. El imperio romano surge en el año 753 A.C. con la fundación de la ciudad de Roma. Propiamente, la cultura de esta ciudad, extendida hasta el norte de África, Europa y parte de Asia, no se considera un imperio sino hasta el año 27 A.C.. Sin embargo, para fines de practicidad, se le denominará de esta manera a lo largo de todas sus épocas a lo largo de este texto. Antes de convertirse en imperio se le denominaba República de Roma.

Los romanos contaron con un sistema cultural que impactó en todas las sociedades posteriores a ellos. Contaban con un calendario, y entendían la manera en que los días se dividían en horas y minutos. Nombraron los meses con nombres utilizados por nuestras sociedades occidentales hoy en día, y contaban con un sistema decimal que asemejaba mucho todo a nuestras civilizaciones actuales. El alfabeto que conocemos hoy en día fue elaborado de manera primitiva pero casi idéntico a lo usado en la actualidad.


Arquitectura

En cuanto a arquitectura, los romanos contaban también con templos en gran cantidad, así como esculturas parecidas a las griegas. Utilizaron mucho la piedra, y específicamente los ladrillos de ésta y el mortero. Sus edificaciones constituirían y adornarían inicialmente la ciudad de Roma únicamente, pero terminarían extendiéndose por todo el reino. Las columnas volvieron a surgir en la arquitectura romana (como en la griega), y las fustes de las mismas (las partes decoradas en la parte superior de la columna) volvieron a tomar los modos jónicos, dóricos y corintios. Se agregó a las edificaciones romanas el arco, el cual fue utilizado con suma frecuencia. Un ejemplo clásico de la arquitectura romana con toques griegos es el Coliseo, con su fachada imponente de columnas y arcos interminables. Las bóvedas también comenzaron a ser utilizadas posteriormente, sobre todo en la elaboración de “basílicas”, lugares donde se llevaban a cabo juicios y donde se realizaba gran parte del comercio. Se construirían innumerables obras arquitectónicas por toda la extensión del imperio romano: templos, puentes, calzadas, teatros, anfiteatros, viviendas, acueductos y muchísimas más.


Escultura

Los retratos serían la cúspide en el campo de la escultura romana. Muchos de los reyes y posteriormente emperadores romanos tuvieron su recuerdo grabado en la posteridad con bustos tallados en piedra y mármol por parte de los artesanos romanos. Los dioses, atletas y la nobleza romana eran por igual beneficiados con este tipo de creaciones. Fueron igualmente importantes las esculturas que se tallaban en la piedra en las afueras de los edificios importantes como palacios reales o templos, muchos de los cuales pueden verse aún hoy en día.


Pintura

En lo que a la pintura se refiere, en realidad se centraba en adornar esculturas y piezas de cerámica, igual que como sucedió con los griegos. Destacan “Bodas Aldobrandini” y “Misterios Dionisíacos” como las obras más importantes en el campo de la pintura que datan de la Antigua Roma.


Arte Medieval

La historia está ligada siempre por un antes y un después. En el caso del arte medieval, éste se sitúa antes del Renacimiento, y después de la caída del imperio Romano. Se considera “arte medieval” todo lo creado entre el año 500 y el 1500 D.C., y a este tiempo se le llama la Edad Media. Se considera a este tiempo como la división entre la historia antigua y la historia moderna, pero principalmente hablando de territorio europeo y de oriente medio (países como China y Japón no entran en esta definición por haber tenido ritmos evolutivos de sociedad y cultura diferentes y estables).

Durante los inicios de la Edad Media (los primeros 500 años), el arte sufrió una pérdida de identidad. Si bien es cierto que se tienen registros de música de aquellos tiempos, así como pinturas y muchas otras obras de arte, no lo son en número tan grande como sucede con las restantes de los siguientes 1000 años, ya no se diga del Renacimiento. La caída de Roma durante el siglo V de nuestra era significó la llegada de tribus y culturas más bárbaras que los romanos al poder de Europa. El esplendor logrado por las culturas anteriores se vio opacada por un silencio artístico que dejó muchas incógnitas sobre cómo eran las cosas durante los reinados subsecuentes.

Sin embargo, para principios del siglo XI las cosas comenzaron a cambiar. Los reinos se comenzaron a estabilizar, la migración de tribus germánicas y celtas a territorios de Europa central eran cada vez menores, y se logró una relativa estabilidad de los pueblos. Es en estos tiempos que se fundan las primeras universidades del mundo y surgen títulos universitarios para médicos, teólogos, abogados, ingenieros y muchas profesiones más. La escritura literaria comenzó a tomar fuerza entre todas las clases sociales, no solamente entre el clero y los más acaudalados. Surgió también la filosofía como una ciencia, se fundaron escuelas de arte, se comenzó a construir con estilo románico y gótico (ambos surgieron en Francia) y muchas cosas más.

Para el siglo XIII, el arte gótico estaba por todas partes. Surgió en Francia, como se mencionó anteriormente, y se extendió por gran parte de Europa. Las principales obras de este movimiento son arquitectónicas, destacando iglesias y catedrales como la Iglesia de Notre-Dame la Grande de Poitiers, la Catedral de Burgos, la Abadía de Westminster y muchas otras.


Arte Renacentista

El Renacimiento, como su nombre lo indica, es un resurgimiento de muchos de los campos del conocimiento, un reencuentro de los artistas y pensadores con lo que eran expresiones de la vida del ser humano. Este movimiento, en el cual surgen muchas de las obras artísticas más importantes creadas por el hombre en toda su historia, tuvo su origen en Italia, y fue producto, entre otras cosas, del hecho de que el arte medieval (románico y gótico por igual) nunca fue completamente bien recibido en el país. La manera de ver el mundo de las culturas griega y romana antigua fue retomada por los pensadores y artistas italianos, iniciando en el siglo XV y siguiendo su curso hasta entrado el siglo XVII.


Pintura

En el ámbito de la pintura surgieron nombres legendarios como Leonardo Da Vinci, Miguel Ángel Buonarroti, Rafael, Sandro Botticelli, Durero, Perugino y muchísimos otros. Fue un período de creatividad artística como jamás de había visto en la historia, ni jamás se ha vuelto a ver. La Gioconda, obra de Da Vinci, se convirtió en la pintura más importante de todos los tiempos. Los frescos de la capilla Sixtina son un legado de los pintores italianos renacentistas para la humanidad. Es durante este período de la historia en que se descubre la técnica del óleo en la pintura.


Escultura y Arquitectura

En el campo de la escultura y la arquitectura, también brillaron de la manera más increíble. La catedral de San Pedro en la Ciudad del Vaticano fue obra de Miguel Ángel, quien dedicó si vida no solo a la pintura, sino también a la arquitectura, la escultura y la poesía. Esculturas suyas como “El David” y “El Moisés” han sido copiadas infinidad de veces por todo el mundo, y han sido admiradas por millones de visitantes que año tras año llegan a Italia para deleitarse la vista. “Sencilla pero hermosa” es como se suele describir a la arquitectura renacentista, con influencia greco-romana muy marcada tal como las columnas con los típicos estilos jónico, dórico y corintio.


Música

Musicalmente hablando, se logró uno de los avances más importantes en la historia de la música durante los siglos renacentistas. Durante los años medievales, la música era registrada con poca frecuencia, más bien era transmitida de generaciones en generaciones, pero de igual manera no se contaba con compositores u obras de renombre. Fue entonces cuando surgió un cambio: la imprenta se hizo presente a mediados del siglo XV, y se conjugó con el cambio de pensamientos e ideales artísticos antiguos hacia una modernidad. En la música esto significó pasar de piezas musicales que consistían primordialmente en una sola melodía a la polifonía. Josquin des Pres y Palestrina fueron de los primeros en tomar las riendas de esta nueva corriente con varias misas y oratorios.


Arte Barroco

El Renacimiento, si bien brilló por la manera en que sus principales exponentes realizaron de las obras más famosas de la historia de la humanidad, fue un período en donde el paganismo surgió con muchísima fuerza. La iglesia Católica perdió mucho terreno en la guerra contra ello, y vio florecer ya no solo el libertinaje y la falta de moral religiosa y humana, sino que vio nacer incluso a sectas protestantes como los luteranos. El Concilio de Trento, llevado a cabo durante el siglo XVI, supuso una reforma fructífera del catolicismo que trajo consigo un fortalecimiento de la religión. El arte barroco se centró en temas religiosos predominantemente, y estuvo marcado por toda Europa, a pesar de su corta duración.

El arte barroco era arte por sí mismo. Es decir, las construcciones o creaciones de este período tenían generalmente como fines el decorar y el impresionar, más que el de ser utilitarios. Fue un movimiento en donde el pueblo común tuvo una participación sumamente importante, se trataba de una búsqueda de la felicidad a través de pasajes de la imaginación plasmados en pinturas, obras teatrales y musicales y muchísimas cosas más, pero siempre teniendo en mente la religión como punto central de la vida humana. El arte barroco funcionó no solo como una corriente artística, sino como un estilo de vida.


Arquitectura

La arquitectura fue una de las ramas del arte más favorecida durante el período barroco. La construcción de iglesias proliferó de manera impresionante durante los aproximadamente 150 años (1600-1750 D.C.) que duró este movimiento artístico. Todas ellas terminaron siendo adornadas con pinturas, esculturas y demás expresiones de arte con sentido profundamente barroco. Retablos barrocos inundaron los monasterios, conventos, capillas, iglesias, catedrales y basílicas. La decoración se hizo cada vez más cargada, dado el objetivo inconscientemente adoptado por los artistas de resaltar la belleza de sus obras más que de tener funcionalidad. Las fachadas fueron ricamente adornadas: columnas, arcos, bóvedas y demás elementos clásicos las conformaron majestuosamente.


Pintura

Con respecto a la pintura, sobresalieron nombres como Carvaggio (1573-1610) en Italia, Pedro Pablo Rubens (1577-1640) quien nació en Alemania, Rembrandt (1606-1669) en Holanda y Velázquez (1599-1660), Ribera (1591-1652), Zubarán (1598-1664) y Murillo (1617-1682) en España. Muchas técnicas cambian de perspectiva del Renacimiento a estos pintores mencionados, en especial el cambio de importancia que tomó el color contra el las líneas de dibujo. También se distinguió por dejar la simetría con respecto a los personajes y objetos presentados en el cuadro, así como en la utilización de luces y sombras.


Música

La música barroca tomó una fuerza desmedida cuando compositores como Corelli (1653-1713), Vivaldi (1678-1741), Sebastián Bach (1685-1750) y Frederic Haëndel (1685-1759) lograron plasmar un virtuosismo no conocido antes. La ópera, el oratorio y el concierto fueron los tres tipos de composiciones más utilizados durante estos años. “El Mesías” de Haëndel es una obra musical que ha transcendido más allá del tiempo, se trata de un oratorio que perdurará en la historia de la música por siempre. Cabe destacar el teatro barroco como uno de los más influyentes de todos los tiempos. Willam Shakespeare (1564-1616), creador de obras teatrales tan importantes como Hamlet, Macbeth, Sueño de una Noche de Verano y Otelo fueron puestas en escena en Inglaterra durante la vida de Shakespeare y se han convertido en clásicos.



Regresar al Menú Principal