ITESM, 2005

SÍGUENOS EN:


Cuando pensamos en teatro, se nos pueden venir varios elementos a la cabeza: un espacio físico, con un escenario, un telón y butacas al frente. Por otro lado, quizá nos imaginamos a unos actores intercambiando palabras, o bien una escenografía sencilla, o quizá impactante. Cualquiera que sea nuestra imagen inmediata al respecto, todo ello es correcto. Simplemente estamos tomando alguno de los elementos del teatro, en cualquiera de las diferentes formas en que se pueden presentar.

En realidad, no es necesario un auditorio enorme con un escenario inmenso, o bien haber estudiado años y años actuación para poder participar en el teatro. Una sencilla obra escrita por un joven o incluso un niño, y puesta en escena en un lugar improvisado ya es técnicamente teatro. Hay muchas maneras de hacer que nuestro talento teatral se incremente, el más importante de todos ellos es el siguiente: ensayo.

Muchos artistas de televisión iniciaron en obras teatrales. Lisa Kudrow, quien interpreta a Phoebe en la famosa serie televisiva “Friends” inició su carrera artística a los 26 años, y comenzó haciendo obras teatrales, por poner un ejemplo. Aunque es muy importante el tomar clases de actuación, canto y desenvolvimiento escénico, la práctica hace al maestro. Mientras más oportunidad se tenga de participar en obras escolares, universitarias o locales, más se avanzará en el arte teatral. Lo mismo sucede con todas las demás disciplinas.



Regresar a Biblioteca Cultural



Share this page: